En Godelia acabamos de realizar la plantación de un nuevo viñedo. Y es la excusa perfecta para trasladaros como se realiza esta actividad y contaros todos los detalles de la misma. ¿Tenéis curiosidad por cómo se hace? En 2019, y tras muchos esfuerzos, por fin hemos podido llevar a cabo una nueva plantación de viñedo. Empezamos a planificarla el año pasado, pero, debido a que el terreno no estaba en buenas condiciones por culpa de la climatología, la tuvimos que retrasar hasta ahora.

En el diseño de un viñedo hay que tener en cuenta múltiples consideraciones. Antes de nada, es muy importante hacer un estudio previo de la finca donde vamos a plantar. En nuestro caso, es una zona que conocemos bien, puesto que se trata de una parcela que está dentro de una finca que ya tenemos plantada. Aún así, procedimos a hacer un análisis exhaustivo del suelo, para lo cual realizamos varias calicatas -exploración del terreno mediante una sonda, para conocer los minerales que contiene- a 2 metros de profundidad. Estas prospecciones nos permiten hacer un estudio de los distintos horizontes del suelo y prever la capacidad de retención de agua, capacidad de enraizamiento, etc. De cada horizonte diferente extraemos una muestra que enviamos a analizar para obtener las características físico-químicas del terreno en cuestión, siendo el horizonte más superficial (40-50 cm) aquel en el que se van a desarrollar la mayor parte de las raíces de las plantas. Este es el horizonte nutricional sobre el que vamos a incidir en caso de que se necesiten hacer correcciones o enmiendas.

plantar vid

Los análisis arrojan datos muy interesantes que son imprescindibles para planificar estas mencionadas correcciones o enmiendas, preparar el terreno adecuadamente y elegir el mejor portainjerto para esa ocasión.

La preparación del terreno

Preparar el suelo antes de plantar es una tarea imprescindible. El terreno que nos ocupa en esta plantación está en una finca con mucha disponibilidad de agua. De hecho, tiene bastante cantidad de arcilla en todos los horizontes y, además, muchos cantos rodados de gran tamaño.

El primer trabajo que tuvimos que hacer fue la preparación de una red de drenajes, con el objetivo de evitar encharcamientos, de forma que canalizamos con tuberías de drenaje todo el agua subterránea hacia una laguna que hay en la finca.

Una vez tapadas todas las zanjas, procedimos a hacer una labor de arado, para romper la primera capa de tierra que suele estar muy dura y dejar el suelo esponjoso para poder plantar.

A medida que pasábamos el arado, muchas de las piedras de la parcela afloraron a la superficie, por lo que tuvimos que retirar las más grandes varias veces, ya que suponen un estorbo a la hora de trabajar con la maquinaria.

Arado Plantación Viñedo Godelia

Posteriormente pasamos la grada para afinar y nivelar el terreno, volviendo a quitar las piedras más molestas.

Elección del material vegetal

Otro de los pasos fundamentalmente en una plantación es elegir correctamente el tipo de plantas. En este caso, decidimos plantar vides de la variedad de uva godello, frutos con los que elaboraremos este tipo de vinos, como, por ejemplo, nuestro Godelia Godello o nuestro Pilgrim Godello. No obstante, aunque esto es muy importante, en este paso no sólo tenemos que decidir qué variedad vamos a plantar, si no, también, sobre qué portainjerto. Como gran parte de vosotros sabréis, desde la llegada de la filoxera a Europa, a finales del siglo XIX, utilizamos plantas injertadas con portainjertos resistentes. En los viveros tenemos la opción de encargar las plantas con el portainjerto que decidamos, teniendo en cuenta que cada uno de ellos ofrece unas características diferenciadoras en cuanto a vigor, resistencia a la sequía, a la caliza activa, adaptación a tipos de suelos, maduración y, en definitiva, a la calidad de la uva.

Vid Plantación Viñedo Godelia

En este caso, nosotros hemos elegido el portainjertos Ritcher 110, que es uno de los más utilizados en España, por su versatilidad y porque se adapta perfectamente a muchos tipos de suelo. Igualmente, retrasa la maduración y favorece la obtención de vinos de una enorme calidad.

Diseño de la plantación

Una vez preparado el terreno y elegido el material vegetal, ya sólo nos queda decidir el diseño de la plantación. La nuestra es un viñedo en espaldera, en la que hemos respetado el mismo marco de plantación de las viñas contiguas. Es decir, hemos plantado a una distancia de 1,1 metros entre planta y planta. Por otro lado, hemos dejado 3 metros entre líneas. Realmente, esta es la separación necesaria para poder trabajar cómodamente con nuestra maquinaria.

Diseño Plantación Viñedo Godelia Tractor

El momento de la plantación

La plantación se hace en primavera, cuando el suelo está en condiciones óptimas. Es decir, con la humedad justa para una buena implantación y esponjosidad, y que así las raíces puedan desarrollarse con facilidad. ¡Estos días eran las fechas perfectas para hacerlo y así lo hemos llevado a cabo!

Ahora que hemos finalizado nuestro trabajo y que ya están plantadas, solo nos queda cuidarlas como mucho mimo hasta que las vides estén implantadas en el terreno, pues son momentos delicados y hemos de tener cuidado con las heladas primaverales y la falta de agua. ¡Y dentro de un tiempo nos darán buenas uvas, con las que elaborar con cariño nuestros vinos!